Telemetría de Raquis

Qué es? ¿Por qué te interesa?
El Escoliograma o Telemetría de Raquis, es una técnica que muestra en una sola radiografía toda la columna vertebral, es decir, los segmentos cervicales, torácicos y lumbares.
Con el Escoliograma se pueden diagnosticar las desviaciones o malformaciones de columna como las escoliosis.

Para un estudio detallado de las desviaciones en los dos planos del espacio, sería necesario efectuar dos proyecciones; una frontal que detectaría las escoliosis y otra lateral que mostraría si las cifosis y las lordosis de la columna están dentro de la normalidad.

Es fundamental en el estudio de las lumbalgias crónicas.

La causa de las escoliosis, a su vez, suele ser en muchas ocasiones la asimetría de las extremidades inferiores, por lo que estas pruebas se complementan con frecuencia con la realización de una telemetría de extremidades inferiores.

¿Qué es una telemetría o telerradiografía?
Es una radiografía que se hace de pie y que abarca toda la columna vertebral

 ¿Para qué sirve?
El Escoliograma o Telemetría de Raquis nos muestra en una sola radiografía la columna vertebral completa; las vértebras torácicas y lumbares para valorar desviaciones, curvaturas anómalas, posibles lesiones o deformaciones de la columna.

 Preparación antes de la prueba
Hay que recordar que la radiografía es una técnica diagnóstica rápida, segura y de fácil realización que permite obtener una imagen de la zona anatómica que se irradia y de los órganos internos de la misma.

Para someterse a este tipo de pruebas hay que tener en cuenta las siguientes indicaciones:
-Es necesario indicar al médico si está embarazada o si tiene un DIU.
-El metal puede causar imágenes borrosas por lo que no hay que llevar encima joyas.
-La forma en que se hace el examen depende del tipo específico de radiografía.

Riesgos de la prueba
La radiografía no es dolorosa pero la irradiación es nociva por lo que conviene limitar su uso a los casos en los que está realmente justificado.
Las embarazadas no deben realizarse radiografías.

Descubre el origen de tu desviación de columna
La escoliosis, por ejemplo, es un exceso de curvatura de la columna vertebral en forma de C o S. La escoliosis en adultos es menos frecuente que en niños, y hay que tener en cuenta que también la pueden presentar los recién nacidos o se puede producir por una parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular o polio.

Si observas que tienes los hombros desnivelados, la curva de la columna en forma de C o S, las caderas o pelvis desniveladas y sientes dolor en la espalda o cansancio después de estar mucho rato parado/a o sentado/a, acude a hacerte una telemetría ósea porque es posible que tengas una desviación de columna.

Una vez tengas los resultados de la prueba, si resulta que tienes alguna anomalía, acude al traumatólogo o neurólogo para que examine la telemetría y, si lo considera necesario, te realice otras pruebas como una resonancia magnética, tac, etc. para descubrir la causa de dicha desviación. y te ponga en tratamiento cuanto antes, pudiendo incluir la fisioterapia, cirugía, etc.