Radiografías

Es el resultado de registrar una imagen en película fotográfica al exponerla a rayos X., aplicándose varias medidas según el tipo de lesión u órgano, llegando hasta 30×90 (raquis total).
Al interponer un objeto entre la fuente de radiación y la placa o película las partes más densas aparecen con un tono más o menos gris en función inversa a la densidad del objeto.

Por ejemplo: si la radiación incide directamente sobre la placa o película, se registra un tono negro. Sus usos pueden ser tanto médicos, para detectar fisuras en huesos, como industriales en la detección de defectos en materiales y soldaduras tales como grietas, poros, “rechupes”, etc.